Violencia de Género: En la Agenda Pública Gracias a Redes Sociales

 

“Entre los años de 2009 y 2015, casi dos mil mujeres y niñas murieron como consecuencia de la violencia de género en México, lo que posiciona a nuestro país entre los 25 países con mayor tasa de feminicidios a nivel mundial.” (Salinas, 2016) Sin embargo, gracias a los instrumentos tecnológicos con los que contamos en nuestros días, como lo son las redes sociales, la violencia de género es un tema que se ha ido infiltrando más y más en la agenda pública, lo que facilita el acceso a la información para miles de personas y promueve la concientización y el emprendimiento de acciones colectivas que intenten disminuir esta problemática que aqueja a miles de mujeres y niñas mexicanas. En el transcurso de este año, han habido particularmente dos casos emblemáticos que encabezan los trending topics en las redes sociales: El acoso de la periodista Andrea Noel y el acuso al cantante Gerardo Ortiz por fomentar los feminicidios.

 

 

 

El pasado 8 de marzo, día internacional de la mujer, la coordinadora editorial de Vice News México, Andrea Noel, fue víctima de acoso sexual en la Colonia Condesa de la ciudad de México. El suceso fue grabado por cámaras de seguridad, lo que permitió a la periodista subir el video a su cuenta de twitter, en donde “fue retwitteado más de dos mil veces en las primeras horas.”  (Mulato, 2016) Su mensaje fue claro: “Si alguien reconoce a este imbécil, favor de identificarlo. Women should be able to walk safely. #FelízDíaDeLaMujer.” Lamentablemente, Andrea comunicó que aproximadamente uno de cada ocho tweets eran críticas, insultos, e inclusive amenazas de muerte. Sin embargo, “gracias al apoyo y difusión que tuvo su caso en las redes sociales, cuando llegó al ministerio público a levantar su denuncia, habían unas siete personas atendiéndola.” (Mulato, 2016) Andrea admite que su caso no era de los más graves en el ministerio, pero se alegra de que haya sido difundido en internet y que haya causado indignación social. En días posteriores, la actriz volvió a los Estados Unidos, de donde es originaria, afirmando que por el momento, su vida en México ha terminado.

 

 Fotografía extraída de: www.excelsior.com

 

Por su parte, el cantante mexicano de banda, Gerardo Ortiz, publicó el pasado 28 de enero el video de su canción “Fuiste mía”, en el cual se muestra como “al momento de descubrir la infidelidad le da un balazo al amante para después amarrar y torturar a la mujer, a quien termina también asesinando.”  (Salinas, 2016) Al poco tiempo, el video empezó a recibir fuertes críticas a través de las redes sociales, y activistas iniciaron la recaudación de firmas a través de plataformas como change.org exigiendo la eliminación del video en internet. En la actualidad, existen dos peticiones abiertas: La primera es de Iván Jakes, dirigida a Youtube, Vevo y  Gerardo Ortiz; la segunda es de Jovana Espinoza, dirigida al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). Ambos son activistas feministas mexicanos que iniciaron su petición con una sola firma y que al día de hoy llevan miles de partidarios. Al respecto, el cantante desestimó en una rueda de prensa las acusaciones al video, argumentando que “Nadie está muerto ni nadie salió maltratado en la filmación” (Proceso, 2016) y que solo es ciencia ficción. Sin embargo, debido a la polémica se cancelaron varias de sus presentaciones e inclusive provocó que organismos del Estado como el Instituto Nacional de las Mujeres (INM) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) expresaran su indignación a la promoción de la violencia de género en las producciones de videos musicales, al ser este un medio de comunicación que llega a ser visto por millones de personas.

 

 

 

En este contexto, es importante recordar como ejemplo, a la marcha de mediados de 2015 contra los feminicidios llevada a cabo en Sudamérica, la cual gracias al hashtag #NiUnaMenos, no solo se realizó en las ciudades más importantes de Argentina, sino que se expandió por otros países como Chile, Uruguay, México e inclusive España; clara evidencia de que, si bien es irrefutable el hecho de que existe un grave problema cultural en Latinoamérica en cuanto a las acciones que pueden ser o no, consideradas como machistas, la ayuda proporcionada por estas herramientas tecnológicas juega un importante rol en la transición hacia una sociedad más consciente, dándonos la esperanza de que en un futuro la violencia de genero disminuya, y tanto México como otros países, sean más justos, incluyentes, y sobretodo seguros para hombres y mujeres por igual.

 

 

 

 

 

Fuentes:

 

Salinas Aidee, ‘’Fans acusan a Gerardo Ortiz de incitar violencia contra la mujer en su video Fuiste Mía’’, Univisión,  28 de marzo de 2016, obtenido de: http://www.univision.com/personas/gerardo-ortiz/fans-acusan-a-gerardo-ortiz-de-incitar-violencia-contra-la-mujer-en-su-video-fuiste-mia consultado el 6 de abril de 2016.

 

Mulato Abril, ‘’Una periodista sufre acoso sexual y es atacada en redes sociales’’, El País, 10 de marzo de 2016, obtenido de: http://verne.elpais.com/verne/2016/03/09/mexico/1457562884_082019.html consultado el 6 de abril de 2016.

 

La Redacción, ‘’Nadie está muerto ni maltratado por el video, dice Gerardo Ortiz’’, Revista Proceso, Ciudad de México, 4 de abril de 2016, obtenido de: http://www.proceso.com.mx/435859/nadie-esta-muerto-ni-maltratado-video-dice-gerardo-ortiz-ante-criticas consultado el 6 de abril de 2016.

 

 _______________________________________

Facebook: Unidas por México A.C.

 

Instagram: unidaspormexico

 

Página web: www.unidaspormexico.org

 

Twitter: @UnidasXMexAC

 

 

 

 

Unidas por México A.C.

gracias a los instrumentos tecnológicos con los que contamos en nuestros días, como lo son las redes sociales, la violencia de género es un tema que se ha ido infiltrando más y más en la agenda pública, lo que facilita el acceso a la información para miles de personas y promueve la concientización y el emprendimiento de acciones colectivas que intenten disminuir esta problemática que aqueja a miles de mujeres y niñas mexicanas.

Menu