Alerta de violencia contra las mujeres en Jalisco, una oportunidad.

  • Menú
Alerta de violencia contra las mujeres en Jalisco, una oportunidad.
Unidas por México A.C. / Causas
2 de Marzo de 2016

 

El pasado lunes, 8 de Febrero, el Gobernador del estado activó el Mecanismo de Alerta de Violencia contra las Mujeres en 8 municipios de Jalisco. Primero que nada es importante entender: ¿Qué es esta “Alerta”?

 

  

La alerta de violencia contra las mujeres es un mecanismo basado en nuestra legislación local para prevenir, atender y erradicar la violencia contra las mujeres. Este tipo de alerta contempla todos los tipos y modalidades de violencia que viven las mujeres, desde la física y emocional hasta la violencia comunitaria. Equivocadamente hemos visto y escuchado cómo se refiere a la alerta como Alerta de género, y aunque también es un mecanismo que existe, éste atiende a la legislación nacional y contempla solo un tipo de violencia extrema contra las mujeres: el feminicidio.

 

  

Habiendo establecido que sí es y que no es la alerta, podemos percatarnos de lo arraigada que está la violencia contra la mujer en cotidianidad cultural de nuestro estado, tanto así que se tuvo la necesidad de contemplar todos los tipos y modalidades de violencia existentes. De acuerdo al informe oficial del la iniciativa los objetivos específicos de ésta son:

 

  • Garantizar los derechos de las mujeres.
  • Cesar la violencia que se ejerce en su contra.
  • Conjuntar esfuerzos y voluntades de los poderes judicial y legislativo, así como de los tres órdenes de gobierno y la sociedad.
  • Mejorar la eficiencia de los servicios del Estado en materia de prevención, atención, sanción de la violencia contra las mujeres.

 

Para cumplirlos se establecieron 14 puntos de acción que se pueden consultar en http://juntxs.jalisco.mx/

 

Acojamos la declaratoria de alerta como un despertar para todas y todos. Hacer visible la violencia que están viviendo las mujeres y niñas en los 8 municipios contemplados dentro de la alerta es solo el primer paso. Las acciones del Gobierno del estado y de los municipios para prevenir y atender la violencia nunca serán suficientes si nosotros como ciudadanas y ciudadanos seguimos creyendo que esta es una responsabilidad únicamente de los gobernantes.

 

 

Es imposible negar que todos y todas hemos sido testigos de los “piropos” que a diario reciben cientos de mujeres por las calles, o de haber escuchado a alguien justificar un ataque sexual por que “se lo merecía por su manera de vestir”. Empecemos por ahí, no solo a las autoridades les compete tomar cartas en el asunto, tomemos todas y todos responsabilidad sobre la violencia sistemática que viven las mujeres en nuestro estado. Es inaceptable justificarla; la violencia contra las mujeres en ningún caso es permisible. Analicemos lo que decimos y cómo juzgamos a aquellas mujeres que no cumplen con parámetros que nosotros mismos les imponemos, cambiemos esta represión enseñándoles a nuestras niñas a hablar, a decidir, a sentirse dueñas de sus destinos y de sus vidas. Todas tenemos derecho a la oportunidad de elegir qué queremos y qué no queremos ser, ésto no debería decidirse de acuerdo al género, sino a habilidades y capacidades. Fomentemos nuevas masculinidades, que nuestros niños y jóvenes crezcan promoviendo una cultura de paz, no violencia y respeto hacia las mujeres y niñas.

 

 

Seamos responsables de lo que decimos, hacemos y enseñamos, pero también hagámonos responsables de lo que no hacemos y no decimos, si eres testigo de violencia contra una mujer podrás no ser quien esté ejerciendo la violencia, pero te conviertes en cómplice al no decir o hacer nada. La activación de este mecanismo no quiere decir que no existe otro tipo de violencia o que los hombres no son víctimas de violencia de algún tipo, lo que quiere decir es que las mujeres viven violencia en todos los ámbitos, en su hogar, en la escuela, en el trabajo, en la calle, en el transporte público, en las instituciones, por la única razón de: ser mujer.

  

 

La alerta de violencia contra las mujeres no es un problema, el problema es cuando no lo asumimos como una responsabilidad social que nos afecta a todas y todos. Seguimos creyendo que la violencia es producto de la ignorancia o de la pobreza, la violencia contra las mujeres se encuentra en todas las esferas de nuestra sociedad. Desde nuestra Asociación decidimos ser promotoras del empoderamiento de las mujeres, de la capacitación y asesoría a ellas, para que tengan mayor control sobre las decisiones que influyen en sus vidas, pero para erradicar la violencia contra las mujeres se debe de involucrar a los hombres, es un tema de reeducación social, de desnaturalización de la violencia, de hacerla visible y que cada día existan más hombres y mujeres promotores de los derechos de las mujeres preocupados y ocupados por su bienestar. Es un tema que nos une a hombres y mujeres por igual.

 

COMENTARIOS

«Desde nuestra Asociación decidimos ser promotoras del empoderamiento de las mujeres, de la capacitación y asesoría a ellas, para que tengan mayor control sobre las decisiones que influyen en sus vidas, pero para erradicar la violencia contra las mujeres se debe de involucrar a los hombres»